Área de clientes

Sistemas contra robos e intrusión

Productos y sistemas para Vigilancia por CCTV


Los CCTV son Circuitos Cerrados de Televisión, su utilidad se define en el ámbito de la seguridad como un elemento de captación y grabación de imágenes con el fin de tener constancia de todo lo que ocurre en un determinado entorno, su finalidad principalmente es para la demostración en los juzgados de todos los hechos que ocurrieron, para los cueros y fuerzas de seguridad del estado las utilizan para identificar a los sospechosos de delitos, ya que estamos ante un prueba objetiva e indiscutible.



La gama de productos de CCTV es muy extensa, que van desde el sistema más básico a los más sofisticados del mercado. Encontramos por ejemplo monitores CRT a los de pantalla plana, cámaras camufladas, cámaras en blanco y negro o a color, por radio o cableadas, y un largo etcétera tan grande como se pueda imaginar.

Según la ley de protección de datos se deben colocar una serie de carteles visibles a la vista como el siguiente que indiquen la presencia de cámaras. Todo circuito cerrado de televisión consta básicamente de una serie elementos básicos como son:


Cámaras: Las hay en blanco y negro o en color, de corto y largo alcance, que graban solo de día o de día y de noche. En caso de que las cámaras sean colocadas en el exterior es necesario colocar unas carcasas antivandálicas con sus soportes como la de la figura.

Videos: Dentro de esta categoría los hay de cinta (VHS), con el inconveniente de que hay que cambiar la cinta cada 24 horas y los hay digitales que aunque son mas caros no requieren de que nadie esté pendiente de los cambios de cinta.

Monitores: Tenemos los CRT como el de la figura 1 y los TFT de la figura 2. Lo recomendable si va ha estar mucho tiempo encendido es el primero por su durabilidad y robustez, mientras que el segundo la única ventaja que tiene es el espacio que ahorra y que son mucho más estéticos (pero también más caros).